Apoyamos a comunidades y trabajadorxs pidiendo a las empresas que rindan cuentas.

Quienes somos
Firma el llamado

NUESTRAS DEMANDAS

Exigimos una ley de diligencia debida que:

  1. Haga que las empresas respeten los derechos humanos, el medio ambiente y el clima.
  2. Imponga a las empresas obligaciones estrictas y sin rodeos para prevenir y poner fin a los daños.
  3. Haga responsables ante los tribunales a las empresas matrices por los daños que puedan suceder en cualquier punto de su cadena de valor. ¡Sin vacíos legales!
  4. Garantice las negociaciones colectivas de los sindicatos y que verdaderamente dé voz a lxs representantes de lxs trabajadorxs en lo que a la diligencia debida se refiere, en cada paso del proceso.
  5. Aborde la crisis climática haciendo que las empresas reduzcan drásticamente las emisiones en toda su cadena de valor.
  6. Proteja el planeta haciendo responsables a las empresas de todos sus posibles daños al medio ambiente.
  7. Aplique los requisitos de diligencia debida a todas las relaciones comerciales a lo largo de sus cadenas de valor.
  8. Empodere a las personas perjudicadas por malas prácticas empresariales, a los sindicatos y a la sociedad civil para que puedan obtener justicia en los tribunales de la UE.
  9. Obligue a las empresas a consultar con todas las personas que se ven, o puedan verse, afectadas por las actividades empresariales y obtenga su consentimiento cuando sea necesario.
  10. Otorgue a los organismos de control el poder de investigar rigurosamente y sancionar a las empresas.
Conoce mas

Quienes somos

En un mundo justo no tienen cabida los negocios injustos. Las personas y el planeta han estado pagando las consecuencias de las acciones de las corporaciones corruptas durante demasiado tiempo. Y, sinceramente, estamos hartxs. Ayúdanos a defender las leyes de la UE que protegen los derechos humanos, el medio ambiente y el clima de la explotación corporativa.

¡Pasa a la acción!

Tu voz es crucial para conseguir que las empresas rindan cuentas. Así es como puedes hacer que la justicia sea asunto de todo el mundo:

HISTORIAS

De Bélgica a Uganda, las empresas han estado devastando vidas y tierras locales —y pasándose la pelota después—. Es hora de poner sus delitos en el punto de mira. Estas son las historias que las empresas no quieren que oigas.

REDES SOCIALES
MANTENTE AL TANTO